>>>Conversation with Eric Pearson, CEO of El Paso Community Foundation

Q: Hello Eric, could you tell us about the work the foundation is doing in the region?

 

Well, so the foundation works across the spectrum. We are doing a lot of work in the environment. We are doing a lot of work in cross border issues. We do a lot of work in trying to overcome issues surrounding poverty. Especially in terms of education access. Anything you can think of the foundation has probably done in its 42-year history. 

 

Right now in terms of border issues we have had to respond. It is an interesting time because we have had to respond to a lot of crises. You know, we had asylum seekers who were held in El Paso before they could go in. We have to respond to that. Then we have them held at the other side of the border - and so we are dealing with that and we are just trying to help pay for legal fees to have attorneys represent asylum seekers and we are also dealing with healthcare issues. And we are dealing - so just there... just that sort of native community response has been difficult. 

 

On the environmental side there are a lot of impacts as well. The border, obviously we share the same area, we share the same water. One of our first big projects was on the Environmental Cooperation Commission which came around when NAFTA was passed. We helped develop the aguas negras which are the open pits that carry sewage through Juarez; and so we helped them get under and create a wastewater treatment plant working together with the North American Development Bank. We helped plan all that to help Juarez deal with basically open pits with raw sewage. 

 

We’ve done everything from that to providing potable water to people in colonias, to projects that help us tell our story. One of the big things we have trouble with in El Paso - Juarez - Las Cruces is that we are isolated. We are an island in a sea of desert, and so, everything we do is kind of a closed system, and the policies that affect us come from Chihuahua, Austin TX, and Washington DC and they are ignorant of our issues. So, we have to tell our story and that’s a big part of what we do. 

 

Q: Do you have initiatives or projects that work simultaneously on both sides of the border?

 

We run a 10K race. When everyone is looking at Mexico as a threat, we are trying to show that we are a big community of good people trying to make it. So we do a 10K race, it's 5K in El Paso, and 5K in Juarez and we end right on the border. The idea is to attract people from all over North America to come run in this race and say “Oh my gosh, there’s no border quite like ours” so that’s important. 

 

We just did - working with the University and an artist named Rafael Lozano-Hemmer, he’s actually Canadian, strangely. Born in Mexico, jumped over the United States to Canada and then he ended up here. He is a world renowned artist and he created something called the Border Tuner where you have these spotlights.There are three spotlights on one side of the border, three spotlights on the other side, and when you cross the beams, it opens up a conversation between the two. So we funded that in partnership with a gallery at the University of Texas, El Paso. 

 

We are building a children’s museum in partnership with La Rodadora which is a children’s museum in Juarez. It will have one of the very first permanent exhibitions that are totally interactive between two cities, two countries, two cultures. We spend a lot of time trying to emanate positivity out from here. 

 

Everything we do is in partnership with other people but we are trying to maintain a lot of open space. We’ve actually helped secure helos south of the Big Bend area in West Texas and Northern Mexico to preserve hundreds of thousands of acres of open space where the endangered black ferret, for example, lives - and that’s all threatened again, by Washington D.C. thinking we need a wall. And so, it’s hard sometimes - to think about all the good things that we have and do here, and to be looked at as a waste land and a security threat just onto ourselves. When the truth is - we are a rich area of culture and people with a strategic partner and a culture partner in the south. 

 

The difference between me and those asylum seekers is - you know, my grandfather did what they did. My grandfather came across in 1916, and Woodrow Wilson was President, and now Donald Trump is President, and he would have been turned back for the same reasons - for seeking asylum - my grandfather from the Mexican Revolution. But those kinds of things - you know, we have to remember that, although we are sort of self-sufficient in this region, we have to emanate and we have to constantly educate people about who we are and I think borders are unique around the world - and our particular border is unique in all the world. 

 

Q: You mentioned that the foundation has done environmental initiatives such as improvements on sewer systems in Juarez in the past. These past few days, we have observed that some streets in Juarez flood after a few hours of rain. From your perspective, what are the most pressing climate-change issues the region is experiencing today?

 

We are more of a funder in that regard - because we’re not experts on that, but I will tell you - when we had our second “100-year flood” in about five years and this was about ten years ago, and we actually had a video store float away! And you know - flash flooding is a big deal. So I looked at the trend of flooding in our region and the amount of rain - and the amount of rain in our region has not significantly increased over the last 50-years, but what we have seen is that we have gone from a predictable amount of rain in July, August, September and October to a saturation of rain in August and September. And so we are getting more big storms in a smaller period of time. 

 

And El Paso’s temperature has grown, I just know the El Paso data, but I imagine it pertains to Juarez as well -  our temperature has become four degrees hotter on average over the last decade. So we know that El Paso–Juarez is getting hotter, more humid - and access to fresh water is a big deal - so we work with the El Paso water utility on trying to tell people to conserve water. 

 

There are colonias in the United States and there are colonias in Juarez. In the United States colonias are neighborhoods on the outskirts of town. Informal communities with no access to water and electricity and things like that. So we worked really hard to develop a Lower Valley Water Authority and get water lines to people and working with other foundations around the country to develop people. We ran water lines along the streets, and we would give loans to all of the people who had bought these houses without access to water and they would have to pay for the hook up to their water supply. So water is probably our biggest issue. 

 

The other big issue is, if we are dealing with ecology: There are a lot of unregulated - I’m going to pick on one company. Fluor is a plant in Juarez and they are using a chemical that if they had a leak or an accident there, and it got out, it could kill a lot of people very quickly. 

 

Just yesterday, I was talking with folks from the Mexican Army, and the US Consulate in Mexico City and they are asking - we are trying to figure out - if we have an environmental disaster - and that is probably what it’s going to be. You know, floods we could deal with over time because although we’re getting more flash floods, they’re short-term, short-lived and we can build up infrastructure during off-periods. But the biggest environmental threat to us are chemical issues. 

 

And air quality problems. The bridges for example — we have five ports of entry in El Paso–Juarez; seven if you count Fabens and Sta. Teresa, San Jeronimo. So people are sitting on those bridges and cars that are polluting, and a car does most of its pollution when it's idle. And we have to convince — again, tell our story — convince the Federal Government that making people sit on those lines when you have twelve lanes that are for people to cross, and only five of them are open, and you’ve got cars backed up. You’ve seen the bridges? 

>>>Conversación con Eric Pearson, CEO de El Paso Community Foundation

P: Hola Eric, ¿puedes contarnos sobre el trabajo que está haciendo la fundación en la región?

 

Bueno, la fundación trabaja en todo el espectro. Estamos haciendo mucho trabajo con el medio ambiente. Estamos trabajando mucho en cuestiones transfronterizas. Trabajamos mucho para tratar de superar los problemas relacionados con la pobreza. Especialmente en términos de acceso a la educación, cualquier cosa que se te ocurra probablemente la fundación lo ha hecho en sus 42 años de historia.

 

Actualmente, hemos tenido que responder a problemas fronterizos. Es un momento interesante porque hemos tenido que responder a muchas crisis. Como saben, tuvimos solicitantes de asilo detenidos en El Paso antes de que pudieran entrar, hemos tenido que responder a eso. Luego están los retenidos al otro lado de la frontera, por lo que estamos lidiando con eso también, tratando de ayudar a pagar los honorarios legales para que los abogados representen a los solicitantes de asilo. También nos hemos ocupado de  problemas de salud. Estamos lidiando con todo esto, solo que este tipo de respuesta de la comunidad ha sido difícil.

 

Por el lado ambiental también hay muchos impactos. En la frontera, donde obviamente compartimos el mismo territorio, la misma agua. Uno de nuestros primeros grandes proyectos fue en la Comisión de Cooperación Ambiental, que surgió cuando se aprobó el TLCAN. Ayudamos a desarrollar un proyecto de “aguas negras”, que son los pozos abiertos que llevan las aguas residuales a través de Juárez; por lo que les ayudamos a entubar y crear una planta de tratamiento de la aguas residuales trabajando en conjunto con el Banco de Desarrollo de Norteamérica. Trabajamos en la planificación de todo eso para ayudar a Juárez a lidiar básicamente con los pozos abiertos de aguas residuales sin tratar.

 

Hemos hecho de todo, desde proporcionar agua potable a las personas en las colonias, hasta proyectos que nos ayudan a contar nuestra historia. Un de los grandes temas con el que tenemos que lidiar en El Paso – Juárez – Las Cruces es que estamos aislados. Somos una isla en un mar de desierto y, por lo tanto, todo lo que hacemos es una especie de sistema cerrado, y las políticas que nos afectan provienen de Chihuahua, Austin, TX y Washington DC, quienes ignoran nuestros problemas. Entonces, tenemos que contar nuestra historia, y eso es una gran parte de lo que hacemos.

 

P: ¿Tiene iniciativas o proyectos que funcionen simultáneamente en ambos lados de la frontera?

 

Organizamos una carrera de 10K. Cuando todos ven a México como una amenaza, nosotros tratamos de demostrar que somos una gran comunidad de buenas personas trabajando por ello. Y así, hacemos una carrera de 10K, de 5 K en El Paso y 5K en Juárez y terminamos justo en la frontera. La idea es atraer a personas de toda América del Norte para que corran en esta carrera y digan: "Oh, Dios mío, no hay otro borde como el nuestro", eso es importante.

 

Acabamos de hacer un proyecto con la Universidad y un artista llamado Rafael Lozano-Hemmer, quien en realidad es canadiense curiosamente. Nacido en México, se saltó los Estados Unidos a Canadá y luego terminó aquí. Es un artista de renombre mundial y creó algo llamado Border Tuner que son unos focos, tres en un lado de la frontera, tres focos en el otro lado que cuando sus halos se cruzan, se abre un diálogo entre ambos. Así que ayudamos a financiarlo en asociación con una galería de la Universidad de Texas, El Paso.

 

Estamos construyendo un museo para niños en colaboración con La Rodadora, que es un museo para niños en Juárez. Va a tener una de las primeras exposiciones permanentes que son totalmente interactivas entre las dos ciudades, los dos países y las dos culturas. Pasamos mucho tiempo tratando de generar positividad desde aquí.

 

Todo lo que hacemos es en asociación con otras personas, pero estamos tratando de mantener mucho espacio abierto. De hecho, hemos ayudado a proteger a los helos al sur del área del Big Bend en el oeste de Texas y el norte de México para preservar cientos de miles de acres de espacio abierto donde vive el hurón negro en peligro de extinción - por ejemplo - y todo esto está amenazado nuevamente por el la idea que tienen en Washington de que necesitamos un muro. Entonces, a veces se hace difícil, pensar en todas las cosas buenas que tenemos y hacemos aquí, y ser vistos como una tierra baldía y una amenaza de seguridad para nosotros mismos. Cuando la verdad es que somos un área rica en cultura y personas, con un socio estratégico y cultural en el sur.

 

La diferencia entre estos solicitantes de asilo y yo es que fue mi abuelo quien hizo lo que ellos están haciendo ahora. Mi abuelo se vino en 1916. Woodrow Wilson era el presidente, y ahora es Donald Trump. Él habría sido rechazado por las mismas razones, por buscar asilo … mi abuelo de la Revolución Mexicana. Es por este tipo de cosas que tenemos que recordar que, aunque somos bastante autosuficientes en esta región, tenemos que difundir y tenemos que educar constantemente a las personas sobre quiénes somos. Yo creo que las fronteras son lugares únicos en el mundo y particularmente nuestra frontera es única en todo este mundo.

 

P: Anteriormente mencionaste que la fundación ha llevado a cabo iniciativas ambientales como mejoramiento en los sistemas de alcantarillado en Juárez. En los últimos días hemos observado que algunas calles en Juárez se inundan después de unas pocas horas de lluvia. Desde tu perspectiva, ¿cuáles son los problemas de cambio climático más apremiantes que la región está experimentando hoy?

 

Nosotros somos más bien donantes en ese sentido, porque no somos expertos en eso, pero les diré, cuando tuvimos nuestra segunda "inundación de 100 años" en aproximadamente cinco años y esto fue hace aproximadamente diez años. De hecho había aquí una tienda de videos que se fue flotando!. Como saben, las inundaciones repentinas son un gran problema. Así que revise la tendencia de las inundaciones en nuestra región y la cantidad de lluvia, y la verdad es que la cantidad de lluvia en nuestra región no ha aumentado significativamente en los últimos 50 años, pero lo que hemos visto es que hemos pasado de una cantidad predecible de lluvia en julio, agosto, septiembre y octubre hacia una concentración de las lluvias en agosto y septiembre. Entonces tenemos más tormentas grandes en un menor período de tiempo.

Video: Street in Juarez after a 4 hour rain, March 2020 / Avenida en Juárez después de una lluvia de 4 horas, Marzo 2020

Video: International bridge Paso del Norte

Por otro lado,las temperaturas en El Paso han aumentado, solo conozco los datos de El Paso, pero imagino que es lo mismo para Juárez. Las temperatura se han incrementado cuatro grados en promedio en la última década. Por lo tanto, sabemos que El Paso – Juárez se están poniendo más caliente, más húmedo y se está dificultando el acceso al agua dulce. Por lo mismo, estamos trabajando con la empresa de aguas de El Paso para tratar de decirle a la gente que cuide el agua.

 

Tenemos colonias en los Estados Unidos y en Juárez. En los Estados Unidos, las colonias son barrios en las afueras de la ciudad. Comunidades informales sin acceso a agua y electricidad. Así que trabajamos muy duro para desarrollar una Autoridad de Aguas del Lower Valley y llevar así agua a las personas y trabajar con otras fundaciones del país para su desarrollo. Ejecutamos tuberías de agua a lo largo de las calles. Así podremos dar préstamos a todas las personas que han comprado casas sin acceso a agua y podrán pagar la conexión a su suministro. Como ven, el agua es probablemente nuestro mayor problema.

 

El otro gran problema en el marco ecológico es que hay muchas irregularidades. Como ejemplo una empresa: Fluor, esta es una planta en Juárez que están usando una sustancia química que en el caso de una fuga o un accidente, podría matar a mucha gente muy rápidamente.

 

Justo ayer estaba hablando con gente del Ejército mexicano y del Consulado de los Estados Unidos en Ciudad de México quienes están tratando de averiguar si hay riesgo de un desastre ambiental, y eso es probablemente lo que será. Las inundaciones son algo con lo que podríamos lidiar en el tiempo porque, aunque estamos recibiendo más inundaciones repentinas en corto plazo y de corta duración, podríamos construir infraestructura durante los períodos de inactividad. Pero en este caso, la mayor amenaza ambiental son los problemas químicos.

 

Otro problema es la calidad del aire. Los puentes, por ejemplo, tenemos cinco puertos de entrada en El Paso – Juárez; siete si contamos Fabens y Sta. Teresa, San Jerónimo. La gente está ahí en esos puentes, en los autos que están contaminando y un auto contamina la mayor parte del tiempo cuando está inactivo. Entonce, una vez más tenemos que convencer - contar nuestra historia - al Gobierno Federal de lo mal que es hacer esperar a la gente en esas líneas cuando tienes doce carriles para cruzar, y solo cinco están abiertos. ¿Han visto los puentes?

 

Sí, anoche esperamos en el puente durante dos horas en el tráfico porque solo había dos carriles abiertos.

 

De nuevo, todo está relacionado. Las esperas en el puente empeoraron: siempre han sido malas, pero solían ser solo de 30 minutos. Después del 11 de septiembre de 2001, todo cambió. Lo que ha causado los problemas en la frontera no es lo que todos creen que es. No es la violencia en Juárez, no son las cosas que hacemos. Es la respuesta de seguridad estadounidense al 11 de septiembre. Es el miedo.

 

Imaginen, si los autos tienen que reducir la velocidad. Creo que son 1 millón de personas en automóviles que cruzan solo el puente de El Paso del Norte. Aquí mismo, y ese es solo un puente. 1 millón de personas cruzando por mes que están ahí sentado e inactivos respirando el humo de estos autos. Eso es una gran cantidad de contaminación.

 

Los autos viejos son los que más contamina el aire y son los que están menos regulados. Estamos en un área donde las personas, si tienen un automóvil, puede que no sea el modelo más nuevo. Contaminan a una tasa exponencialmente más alta que un automóvil más nuevo, y las personas están sentadas en ellos durante horas esperando cruzar el puente para ver a sus seres queridos, hacer negocios, estudiar, lo que sea que hagan, la gente viene por razones reales, y están ahí retenidos por horas, contaminando nuestro aire.

 

Y luego esta inversión térmica, somos un valle de montaña. Tenemos las montañas en Juárez, y las montañas en El Paso, y este gran valle en el río. Cuando hace frío, el aire frío que es más pesado que el aire caliente desciende, ¿verdad? Entonces la gente está calentando sus casas, genera todo ese humo y el smog que queda atrapado cuando el aire frío desciende. En cualquier mañana, si suben a cualquier montaña y miran hacia el valle, verán una capa de contaminación del aire.

 

Todos estos son problemas importantes que a medida que cambia el clima ni siquiera somos capaces de entender cómo lidiar con ellos. Y, sin embargo, - tanto en Estados unidos como en México- seguimos invirtiendo en petróleo, en automóviles (de esos que consumen gran cantidad de gasolina) y en seguridad. Estas son tres cosas que de una forma perjudican el medio ambiente y de pasada nos afectan a todos.

 

Lo mejor que podemos hacer es, nuevamente, contar nuestra historia. Cambia el sistema, si podemos. Somos una pequeña organización, pero tenemos que mover a los gobiernos más grandes de América del Norte. Entender cómo hacer para que eso suceda y convencer a la gente para que mantenga las cosas en movimiento: Transporte público, protección de nuestra cuenca hidrográfica, del río que muchas veces se seca en su curso hacia el Golfo de México, cambiar la forma en que hacemos la agricultura, cambiar la forma en que cultivamos los alimentos. Cambiar la forma en que ... ¡hacemos todo! Todos estos problemas existen aquí.

 

Pero los tres problemas que comentaba, que no pensarías que están relacionadas con el medio ambiente, son parte de la discusión ambiental que deberíamos tener.

 

P: Decias que esta es una organización que lucha con estos grandes problemas. ¿Hay en El Paso una red de organizaciones que realizan un trabajo similar? ¿Cómo se reúne la comunidad, cómo responde a estos problemas, cómo se organiza? ... ¿Cómo lucha la comunidad?

 

Enfocándonos solo en el tema medio ambiental por el momento. Te voy a contar una historia. La fundación tomó la decidió que quería involucrarse en temas de producción de alimentos y sostenibilidad. Es decir todo, desde la permacultura, desechos alimentarios hasta como mejorar el suelo, proteger el agua, cultivar y trasladar los alimentos al consumidor y luego enviarlos de vuelta al suelo y comenzar de nuevo. Ese es esencialmente el sistema alimentario. Consideramos a todos los actores en ese sistema.

 

Entonces pensamos cómo encaja la organización, ¿Desde donde podemos ayudar a cambiar el sistema? Y pensamos en dos cosas: una es que ahora todos los productores de nuestra región a lo largo del río son corporativos. No les importa, ni siquiera son parte de nuestra comunidad, en su mayor parte son grandes corporaciones. Cuando el chile se hizo muy popular en la salsa y el ketchup, de repente tuvimos mucho interés corporativo. Ahora las granjas familiares fuera del estado y en nuestra región están trabajando para grandes corporaciones. Eso es un problema. Por lo tanto, queríamos apoyar a los productores locales y tratar de llevar la comida local a las despensas locales, trabajar con las despensas de alimentos y trabajar con las personas que están entregando buena comida, y luego encontrar un camino.

 

Quizás nuestro rol en el sistema es en la distribución. Pensamos: ¿cómo la recuperamos, cómo mejoramos las condiciones? Así que terminamos colaborando con la Ciudad de El Paso y elaborando un programa de desechos alimentarios y un proyecto de compostaje para la ciudad. Si se tiene desperdicios de jardín o de alimentos, si se tiene ramas, o se botan los alimentos y vegetales, la ciudad los toma y hace compost, y eso regresa a las granjas para mejorar el suelo. Se mejora la retención de agua. De modo que con el tiempo vamos cambiando el sistema y cambiando la forma en que las personas cultivan, a pequeña escala.

 

Pero cuando comenzamos a preguntar quiénes estaban en el sistema, de repente alguien nos dice: "Oh, yo conozco a Anita que tiene esta pequeña granja comunitaria ..." y luego esta persona hace esto, y esta otra persona hace esto otro, y lo siguiente que nos damos cuenta es que hay tantos actores haciendo un buen trabajo, pero solos.

 

Entonces nos dimos cuenta de que hacer para hacer una diferencia. En realidad no tuvimos éxito en la implementación de ese programa, pero a lo que nos llevó fue a ver que las personas que están haciendo las cosas no siempre se comunican entre sí. Así que decidimos crear un foro trimestral donde las personas vinieran y tuvieran una presentación de diez minutos, de a cinco o seis de ellos en una tarde cada trimestre, hablando de sistemas alimentarios, medio ambiente y sostenibilidad.

 

La idea es reunir a las personas para que puedan compartir ideas, tal vez compartir una cerveza y hablar sobre lo que están haciendo, desarrollar una colaboración. Al final estamos tomando su información de contacto, para que cuando podamos realizar algo más grande, podamos contar con ellos y saber que está allí. Así es que nos dimos cuenta de que en ese pequeño espacio los socios potenciales están allí, pero no se han agrupado en una asociación, y eso es mucho de lo que sucede.

 

Trabajamos mucho para proteger las montañas de nuevos desarrollos. Especialmente de inundaciones repentinas. Por ejemplo, en el entorno construido una acera no absorbe agua, pero el abanico aluvial que baja de la montaña sí, por lo que hemos estado trabajando muy duro para proteger 8,000 acres, y cada año, tenemos que volver al gobierno federal para acordar no permitir el desarrollo de estos 8,000 acres junto a la montaña en El Paso. En todo ese tiempo hemos tenido que recaudar cientos de miles de dólares sólo para mantenerlo igual. Nuestro objetivo es protegerlo para siempre de una sola vez. Pero aún no hemos podido hacerlo, en parte porque el presidente Obama nos decepcionó y no firmó la Ley de Monumentos Nacionales.

 

Ahora, como saben, el actual presidente no se preocupa por los Monumentos Nacionales y el espacio abierto. Entonces, lo que hemos hecho es crear una línea, la número 15 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional que dice que Castor Rank no se desarrollará y tenemos que revisarlo cada año y asegurarnos de que siga ahí. Y luego, dependiendo de lo que ocurra en noviembre, si tenemos un nuevo presidente, si gana un demócrata, entonces buscaremos una declaratoria de  Monumento Nacional, si no, tendremos que ver cómo hacerlo a través del Congreso y crear un Refugio Nacional de Vida Silvestre. Hay dos caminos diferentes, uno es que el Presidente firme un acta de Antigüedades y otro es presionar a todo el Congreso para que respalde un proyecto de ley que permita que esta área sea designada como Refugio Nacional de Vida Silvestre. Pero mientras tanto, tenemos que reunir personas, hablar con una sola voz más fuerte que de los que buscan algo diferente. Poner a todos en la misma página es difícil, así con estas cosas...

Video: International bridge Paso del Norte

Yes, last night we waited on the bridge for two hours in traffic because only two lanes were open.

 

This again, everything is involved. The bridge lines got worse - they’ve always been bad but it used to be 30 mins. After Sept. 11 2001, everything changed. What has caused more problems on the border is not what everyone thinks it is. It’s not violence in Juarez, it’s not all of the things that we do. It’s the American security response to September 11, and it’s fear. 

 

Think about, if you have to slow down cars - there are… I think it’s 1 million people in cars crossing just the El Paso del Norte bridge. Right here- that’s 1 bridge, and that’s a million people per month crossing - and they are breathing the fumes from these cars that are sitting and idling. That’s a large amount of pollution. 

 

The air polluters that are less regulated than anything else are old cars. We are in an area where people - if they have a car, it may not be the newest model. It pollutes at an exponentially higher rate than a newer car, and people are sitting in them for hours waiting to get across the bridge to see loved ones, do business, study, whatever it is — people are coming for real reasons, and they are being held up for hours on end and they are polluting our air supply. 

 

And we have inversion - we are a mountain valley. We have the mountains in Juarez, we have mountains in El Paso, and we have this big valley in the river. When it’s cold - cold air is heavier than hot air right? So people are warming their houses, and the cold air is dropping and it traps the smoke and smog. On any morning, if you decide to go up to any mountain you can look down at the valley and see this layer of air pollution. 

 

So those are big issues that as the climate changes we are not even able to fathom how to deal with. And yet we still invest in - and this is the United States and Mexico - we invest in petroleum, we invest in cars and gas guzzlers, and we invest in security. So those are our three things that are detrimental to the environment in some ways, and in the way they affect us. 

 

And the best thing we can do - is again, tell our story. Change the system, if we can.  We’re a little foundation but we have to move the biggest Governments in North America.  And figure out how to make that happen and convince people that keeping things moving - public transportation, protecting our watershed, protecting the river - which you know, for many times dries up on it’s way to the Gulf of Mexico - changing the way we do agriculture, changing the way we grow food. Changing the way we, you know... do everything! All those issues exist here. 

 

But those three things right there, that you wouldn’t think are environmentally related, are part of the environmental discussion and should be.

 

Q: You mentioned that you are one organization wrestling with these big issues... In El Paso, is there a network of organizations doing similar work? How does the community get together, respond to these issues, get organized... How does the community fight?

 

So we’ll just look at environmental issues right now. I’m going to give you a story. So the foundation decided it wanted to get into food issues and sustainability. So that is everything from - permaculture, (food waste) back into the soil, making the soil better, protecting water, growing food, moving it to the consumer and then sending it back to the soil and starting again- that’s essentially the food system - and we looked at all the players in that place. 

 

So we thought where does the foundation fit, where can we help change the system? And we thought of two things: One is, now all the growers in our region along the river are corporate. They don’t care. You know, they’re not even part of our community, for the most part — big corporations. Once chilli became very popular in salsa and ketchup, all of a sudden we had a lot of corporate interest. 

So now family farms out of state and in our region are now working for big corporations. That’s a problem. So we wanted to support local growers and try to get local food into local pantries — work with food pantries and work with the folks that are delivering good food, and then figure out a way. 

 

So, maybe our part in the spectrum is distribution. We thought - how do we get it back around, how do we improve these conditions? So we actually ended up doing a program with the City of El Paso, coming up with a food waste program and coming up with a city composting project. So, you have yard waste or food waste, you have branches, or you throw away your food and vegetables - City takes them and makes compost - and that gets back out into the farms, they’re able to improve the soil. They have better water retention. So that over time we are changing the system, and changing the way people farm - at a small level. 

 

But when we started asking about who was in that space, all of a sudden we talked to someone who said “Oh I know so and so, Anita who has this little community farm...” and this person does this, and this person does this, and the next thing you know, we realize that there are so many players doing their good work - alone. 

 

And so we realized that if we were going to make a difference - and so actually we were unsuccessful in getting that program implemented - But what it led us to was that people who are doing things are not always talking to each other. So we decided to create a quarterly forum where  people come and they have a ten minute presentation and there are five or six of them in one evening every quarter and we’re talking about food systems, environment, and sustainability. 

 

The idea is to bring people together so they can share ideas - maybe share a beer and talk about what they’re doing with each other, develop collaboration, and at the end of it we’re taking their contact information, so that when we do find the thing that we are going to do in a big way, we are able to count on them and we know who’s there. So we realized that in that little space the partners are there, the potential partners are there, but they haven’t coalesced into a partnership - and that’s a lot of what happens.

 

We do a lot of work on protecting the mountains from development. Especially flash floods. For example - the built environment - a sidewalk doesn’t absorb water, but the alluvial fan that comes down from the mountain absorbs water and so we’ve been working very hard on protecting 8,000 acres - and every year, we have to go back to the Federal Government to agree not to allow development on this 8,000 acres alongside the mountain in El Paso. In all that time we’ve had to raise hundreds of thousands of dollars just to keep it the same. Our goal is to protect it forever in one swoop. But we haven’t been able to do that yet, partially because President Obama let us down and didn’t sign a National Monument Act. 

 

Now the current president as you may know — does not care about National Monuments and open space. So what we’ve done is we’ve gotten one line — it’s the 15th hundredth line in the National Defense Authorization Act that says Castor Rank will not be developed and we have to review it every year and make sure it’s there. And then, depending on what happens in November, if we have a new President, if a democrat wins then we’ll pursue a National Monument, if not, we’re going to have to figure out how to do it through Congress and create a National Wildlife Refuge. So there are two different paths: One is the President signs on the Antiquities Act and one is we lobby all of Congress to support a bill that allows this area to be designated as a National Wildlife Refuge. But in the meantime we have to collect people, to speak with a louder voice than the individuals that are speaking different topics, and trying to get everyone together on the same page is difficult. So… those kinds of things.